ENTREVISTAS A IMELDA RIBÓN EN PUBLICACIÓNES DIGITALES

PUBLICACIÓN EN EL NORTE DE CASTILLA Y LEON
http://castillayleondevinos.nortecastilla.es/actualidad/me-gusta-diversificar-y-vender-el-vino-en-distintos-paises-28032011.html 




La bodeguera Imelda Ribón. :: Fran Jiménez.

Imelda Ribón de la Fuente Directora comercial de Viñedos y Bodegas Ribón

«Me gusta diversificar y vender el vino en distintos países»

28/03/2011 - 12:29
Nieves Caballero

El Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino galardonó hace unas semanas en los XXIII Premios Alimentos de España a la directora de Viñedos y Bodegas Ribón, Imelda Ribón de la Fuente (1973, Quintanilla de Onésimo) como mujer emprendedora. El MARM valora «su tenaz trabajo en el desarrollo de una pequeña empresa de carácter familiar en un sector con presencia minoritaria de mujeres» y «su apuesta por la calidad y la apertura de nuevos mercados para los vinos y otros alimentos españoles». Desde luego, hace 16 años, cuando Imelda Ribón comenzó a trabajar en la bodega familiar de la localidad vallisoletana de Quintanilla de Onésimo no era muy habitual encontrar a una mujer al frente. Ella es la que viaja por todo el mundo y la que ha logrado que sus vinos estén presentes en 12 países.
–¿Qué supone para usted este reconocimiento?
–Me ha hecho mucha ilusión y muchas más ganas para seguir trabajando con fuerza y entusiasmo.
–¿Qué cree que ha valorado el MARM?
–Creo que ha valorado el abanico de trabajos distintos que he tenido que desarrollar como mujer empresaria relacionada con el vino y, fundamentalmente, el sacrificio personal durante los 16 años que llevo al frente de la bodega para abrir mercados en 12 países distintos, organizar rutas por la Ribera del Duero y ser anfitriona de todos los visitantes para que el cliente y el turista se vayan encantados de esta zona.
–La bodega se inauguró en 1995, pero su familia se dedica a la viticultura desde hace muchas décadas.
–Desde hace cinco generaciones mi familia se dedicaba al mundo del vino, prueba de ello es que todavía conservamos un antiguo lagar en el que pretendo crear un centro de interpretación del mundo del vino.
–El edificio en el que está la bodega es muy singular.
–Es un edificio de piedra y ladrillo que hizo mi abuelo en 1948, en el que se vendían semillas y fitosanitarios. Además, se destinaba a las labores agrícolas porque la familia, además de viticultores y bodegueros. Se guardaba el cereal y la maquinaria.
–¿En qué países se pueden beber los vinos Ribón?
–En centroeuropa, países como Suiza, Luxemburgo, Alemania, Dinamarca, Holanda y Austria, y por otro lado Estados Unidos, Puerto Rico y Brasil. Ahora estoy haciendo bastante esfuerzo con el mercado americano y con el mercado chino se hacen pequeñas cositas ya.
–El mercado chino da muchas posibilidades, primero se exportan botellas y luego contenedores.
–Sí, pero Bodegas Ribón tiene una estructura muy pequeñita y elabora 100.000 botellas aproximadamente al año, por lo que no podemos trabajar con importadores excesivamente grandes porque no puedes atenderles. A mi me gusta mucho diversificar y vender el producto en muchos países, es fundamental y más en los tiempos que corren. Si en un país hay un problema económico y vendes el vino en otros es la manera de aguantar. Diversificar los mercados es la manera de aguantar.
–¿Qué porcentaje del vino sale fuera de España?
–Aproximadamente, dedicamos a la exportación el 60%.

–¿Se ha notado la caída de las ventas nacionales estos años?
–En efecto, se ha notado.
–¿Ha sido difícil entrar en el mercado americano?
–Ha sido difícil más bien porque al principio contacté con importadores excesivamente grandes. Yo necesito importadores que tengan dimensiones apropiadas para mi bodega. Cuando una bodega es poco conocida es fundamental mantener muy buenas relaciones con el importador y que tenga cariño al producto, porque depende mucho del esfuerzo y de la ilusión.
–¿Qué consejo daría a aquellas bodegas que todavía no exportan?
–Que sean valientes y empiecen. En necesario conocer bien los mercados a través de estudios y, fundamentalmente, salir.
–Usted viajará mucho. ¿Son tan desconocidos los vinos españoles?
–Hace pocos años que se van conociendo más los vinos españoles, gracias a la publicidad y las misiones de las cámaras de comercio, Excal, etcétera, con todas las promociones degustaciones, ‘showroom’ y catas que se hacen a lo largo del año. El vino de Ribera del Duero era poco conocido porque hay que tener en cuenta que somos una denominación de origen muy pequeña y de reciente creación, llevamos 27 años.
–¿Considera cierto el tópico de que las mujeres prefieren los vinos blancos?
–Creo que en realidad depende con qué se maride el vino.
–Posiblemente sea una de las primeras mujeres en dedicarse al mundo del vino en Castilla y León.
–Cuando yo empecé efectivamente había pocas mujeres, pero yo no he sido la primera. Lo que sucede es que ahora ha cambiado y, afortunadamente, son muchas las mujeres que se dedican al mundo del vino de una manera íntegra y total. Sigo animando a cualquier mujer para que siga trabajando y luchando porque es un sector muy bonito. Brindo por ellas.
La familia Ribón produce 100.000 botellas al año de vinos tintos en una pequeña bodega en Quintanilla de Onésimo, en cuyo término municipal cuenta con 25 hectáreas, 19 de ellas de tempranillo, 4 de merlot y 2 de cabernet sauvignon. Imelda Ribón trabaja mano a mano son su hermano Jesús, que se ocupa de la viticultura y la enología. Al visitar las instalaciones de la bodega llama la atención la esmerada y cuidada limpieza.
–Todas las bodegas ahora están muy limpias, pero esta en la que estamos está muchos más, ¿es por ser mujer?
–La verdad es que soy muy cuidadosa, muy ordenada y muy limpia. Creo que el éxito de un buen vino está en la limpieza de la bodega. También soy excesivamente escrupulosa en el servicio a los clientes

PUBLICACIÓN EN EFEAGRO.COM
http://www.efeagro.com/agricultura/agricultura/imelda_rib%C3%B3n_enoturismo_es_futuro_peque%C3%B1as_bodegas/2_17_1484887.html

Imelda Ribón: "El enoturismo es el futuro para las pequeñas bodegas"

La directora comercial de Viñedos y Bodegas Ribón, Imelda Ribón, flamante premio Alimentos de España 2010 en la categoría de mujer emprendedora, que concede el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural (MARM), es una firme defensora del turismo enológico y ha conseguido que más de la mitad de sus vinos se vendan en el mercado exterior.
15.03.11 /  16:13 h
En la foto, Imelda Ribón.
¿Cuándo puso en marcha esta iniciativa?
Viñedos y Bodegas Ribón abrió sus puertas en 1995, aunque la tradición vitivinícola de la  familia Ribón se ha venido forjando durante cinco generaciones.
Contamos con 25 hectáreas de viñedo propio, de las cuales 19 hectáreas son de la variedad Tempranillo, 4 hectáreas de Merlot y 2 hectáreas de Cabernet Sauvignon.
Todo el viñedo está ubicado en el término municipal de Quintanilla de Onésimo, en la llamada "milla de oro" de la Ribera del Duero.
¿Cuál es la producción de la bodega?
En el pasado año la producción de vino ascendió a 100.000 botellas, volumen ligeramente inferior a la capacidad de producción que tenemos. La cosecha de 2010 fue muy corta debido a las heladas, pero la calidad de la uva fue muy buena y por lo tanto, esperamos grandes vinos este año.
¿Qué rendimientos medios obtienen en sus viñas?
 Los rendimientos en nuestra bodega están por debajo de los 7.000 kilogramos por hectárea que permite el Consejo Regulador de la DO Ribera del Duero, pues la bodega apuesta por la calidad de los vinos.
¿Dónde comercializan sus vinos?
Actualmente un 60 % de las ventas de la bodega se destinan a la exportación, un porcentaje considerablemente alto para la media de la zona. Mis vinos llegan a 12 países, entre los que destacan como destinos principales Suiza y Luxemburgo, y como destino "exótico" Brasil, donde comenzamos a exportar en el pasado año a pesar de los muchos problemas burocráticos con los que nos encontramos.
¿Qué proyectos tiene en mente para seguir creciendo?
En breve tenemos previsto abrir un centro de enoturismo en la localidad vallisoletana de Quintanilla de Onésimo con el objetivo de fomentar el conocimiento de la cultura del vino, que tan ligada está a estas tierras.
¿Qué ha supuesto el Premio Alimentos de España 2010 a la Mujer Emprendedora?
Para mi es una satisfacción personal que el MARM haya reconocido el esfuerzo para poner en marcha la bodega y para abrir mercados exteriores, a pesar de nuestra pequeña dimensión.
¿Cuál es el secreto de su éxito?
Mi "éxito empresarial", si se puede llamar así, es consecuencia del trabajo diario, de la atención personalizada al cliente y de grandes dosis de ilusión para afrontar el día.